25 Noviembre 2021, 15:18
Actualizado 25 Noviembre 2021, 15:18

La lucha por la igualdad y contra la violencia de género en el ámbito rural, para Fademur no entiende de fechas. Para la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales todos los días son 25 de noviembre, ya que trabajan a diario en los municipios para concienciar, formar y ayudar a las mujeres víctimas de esta lacra.

En el EXN2, hemos analizado la realidad que se vive en los pueblos de la región en este sentido con la presidenta de esta federación en Extremadura, Catalina García. 

Señala que la violencia machista, está más enquistada en las poblaciones más pequeñas, porque es más complicado para la víctima. Ya que "en ese entorno de vecindad en el que todo el mundo se conoce y que es bueno para muchas cosas, para este tema es bastante peor, porque la mujer no sabe a quien dirigirse". Apunta que si la víctima, acude a la policía local, por ejemplo, "a lo mejor es familiar o amigo del agresor, y es más complicado para ella saber a quien pedir ayuda". 

"En ese entorno de vecindad en el que todo el mundo se conoce y que es bueno para muchas cosas, para la víctima es bastante peor, porque no sabe a quien dirigirse"

'Sembrando Conciencias, Recogemos Igualdad'

Para intentar dar más soluciones a esta mujeres, para que sepan a quien dirigirse la clave, señala García, está en la formación. Por ello, Fademur ha puesto en marcha el programa 'Sembrando Conciencias, Recogemos Igualdad' para formar a los responsables políticos de localidades de menos de 5.000 habitantes. De esta forma, aunque en esos municipios haya oficinas de igualdad itinerantes o fijas, "si las víctimas de violencia de género, saben que esos responsables, que están los 7 días de la semana, las 24 horas en el pueblo, están los suficientemente formados para acompañarlas y dirigirlas, se van a sentir más respaldadas". 

"Si las víctimas de violencia de género, saben que esos responsables políticos, que están los 7 días de la semana, las 24 horas en el pueblo, están los suficientemente formados para acompañarlas y dirigirlas, se van a sentir más respaldadas". 

Con este programa, además, se busca analizar los recursos que hay en los municipios para saber si son suficientes, darlos a conocer y además crear una red con las personas formadas, para si es necesario, se puedan compartir recursos y experiencias en el caso de que surja un caso.

Las mujeres rurales tardan más en denunciar 

Según un estudio reciente de la federación, 6 de cada 10 mujeres que viven en el medio rural conocen a alguna mujer que sufra o haya sufrido violencia de género. Aunque la "pandemia fue tremenda en este sentido", los datos no han empeorado, reconoce la presidenta de Fademur, aunque "sí se ha notado un retroceso entre la juventud, y hay que educar, formar en igualdad, y aclarar conceptos, como el feminismo, que de ninguna manera va en contra de los hombres. 

En cuanto a la edad de las víctimas, señalan que "es mayor, no porque no existan víctimas jóvenes, sino porque tardan más en denunciar". También en reconocerse como víctimas. "Hay situaciones que viven en el día a día, y que nos cuentan en las acciones que desarrollamos en esos pueblos, que no reconocen como violencia". 

"Hay situaciones que viven en el día a día, y que nos cuentan en las acciones que desarrollamos en esos pueblos, que no reconocen como violencia". 

Catalina García, ha animado a las mujeres que sufren violencia de género, y que en algunas ocasiones han vivido circunstancias en la que el médico, o un agente, o un vecino... le ha restado importancia, que pidan ayuda, que den el paso. "Hay muchos recursos como asociaciones de mujeres, oficinas de igualdad, la casa de la mujer, que les pueden ayudar". 

 

 

Comentarios