1 Agosto 2022, 22:05
Actualizado 1 Agosto 2022, 22:05

El Gobierno ha presentado el primer paquete de medidas para potenciar el ahorro energético y responder a la crisis provocada por la guerra en Ucrania. Un paquete que sirve de adelanto al plan de contingencia y ahorro que se presentará en el mes de septiembre y que ha sido detallado por la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La principal medida de este primer conjunto de accionesgira en torno a reducir el consumo eléctrico en edificios públicos, espacios comerciales, teatros, cines o estaciones de transporte público. En todos estos espacios, el aire acondicionado no podrá bajar de 27 grados en verano y la calefacción no podrá subir de 19 en invierno. 

Para que esta medida se aplique, el gobierno da un plazo de siete días para que los edificios adopten medidas que faciliten ese límite en la temperatura de los aparatos de climatización. Estará en vigor hasta el 23 de noviembre de 2023. 

Asimismo, se obligará a los cierres automáticos de puertas en edificios y locales, aunque en este caso se dará de tregua para su entrada en vigor hasta el próximo 30 de septiembre. Igualmente, deberán incorporarse carteles para explicar estas medidas de ahorro en los establecimientos, así como para informar sobre las temperaturas y niveles de humedad.

Además, las luces de los escaparates deberán apagarse mientras no estén en uso. También la de los edificios públicos que no estén en funcionamiento. 

Para maximizar la eficiencia, también será necesario hacer una revisión de calderas e instalaciones térmicas, siempre que no hubiesen sido revisadas antes de enero de 2021, para evitar que, por suciedad o antigüedad, no sean suficientemente eficientes.

La otra gran apuesta del Gobierno para reducir el consumo energético es fomentar, de nuevo, el teletrabajo. Un teletrabajo, ha asegurado la ministra, que permita concentrar horarios y presencia para ahorrar en desplazamientos y en el consumo térmico de los edificios.

El Gobierno considera que estas medidas podrían suponer un importante ahorro energético. De hecho, ha detallado Teresa Ribera, según la estimación del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, un grado de diferencia en el termostato podría suponer un ahorro de un 7% en el consumo.

También se ha referido a los cálculos realizados por Paradores, que cifra en un millón de euros el ahorro que podrían conseguir aplicando estas medidas. 

Más Información
Imagen
Aire acondicionado en el interior de una empresa de textil
my image

Dudas en las empresas sobre el Plan de Ahorro Energético

Imagen
Claves para ahorrar en el aire acondicionado de casa
my image

Claves para ahorrar en el aire acondicionado de casa

Comentarios