1 Septiembre 2022, 8:40
Actualizado 1 Septiembre 2022, 08:46

España mira al cielo a la espera de agua pero, cuando llega, a veces es más perjudicial que beneficiosa. La tromba de granizo que ha caído este martes en Girona, en el municipio de Bisbal d'Empordá, ha dejado piedras de hielo de más de 10 centímetros que hicieron mucho daño. El fuerte impacto acabó con la vida de una bebé de veinte meses y otras treinta personas tuvieron que ser atendidas. 

Una intensa granizada inusual, que no se repetía desde hacía 20 años en nuestro país, pero que han llegado incluso más allá en otros lugares del mundo: 20 centímetros de diámetro, el doble que el de Bisbal d´Empordá, llegó a medir un granizo en Argentina y más de un kilo llegó a pesar en Bangladesh.

Granizadas más relevantes a lo largo del mundo

Fenómenos extremos que ocurren cuando las corrientes ascendentes de las nubes tormentosas cubren poco a poco de capas los núcleos de hielo.

En Extremadura, afortunadamente, las cifras son más modestas, aunque los casos más extremos son también sorprendentes: entre las más destacadas, la de Guadalupe en abril de este mismo año, la de Cañamero justo doce meses antes y la que sufrió Cáceres en 2010, provocando importantes daños.

Comentarios