4 Mayo 2021, 11:21
Actualizado 4 Mayo 2021, 11:21

El sindicato USO ha decidido desconvocar la huelga en el servicio público del transporte sanitario de la región, a partir de este miércoles, para iniciar una "larga carrera legal" a fin de que los trabajadores abandonen las condiciones laborales "impuestas históricamente en el sector".

Con este fin, ya ha comunicado a la Dirección General de Trabajo de Extremadura su desestimiento de huelga, después de que los "estrictos" servicios mínimos hayan impedido, según denuncia, secundarla a los trabajadores.

A ello suma la oposición de unión temporal de empresas Ambucoex, concesionaria actual del servicio tras la marcha de Ambulancias Tenorio, a llegar a ningún tipo de acuerdo para poner fin al conflicto iniciado por la anterior adjudicataria.

Esta situación "nos ha obligado a desconvocar la huelga sin haber conseguido ninguna de las reivindicaciones por esta vía", afirma USO.

Anuncia, además, el inicio de "una larga carrera legal para intentar que los trabajadores abandonen las condiciones laborales impuestas históricamente en el sector tanto por la patronal anterior a Tenorio, ahora presente en Ambucoex, como por los sindicatos de siempre, cómplices en este asunto".

Explica que el "detonante" de esta decisión ha sido la "firme oposición" de las empresas que forman Ambucoex a abandonar el pago de extras estructurales por debajo de lo legalmente establecido aludiendo a la voluntariedad de su realización.

En este sentido, el sindicato explica que el convenio colectivo extremeño del sector es el que tiene los salarios más bajos del país y que  las empresas abusan de la necesidad de los trabajadores para que realicen estos extras "muy por debajo del precio de convenio", a lo cual acceden voluntariamente.

"El carácter voluntario no exime a las empresas al cumplimiento de la ley y es precisamente lo que buscaremos por la vía del conflicto colectivo", asevera USO.

Indica además que ofreció a la empresa una solución en punto intermedio como muestra de su buena voluntad a regularizar la situación, pero sin éxito.

USO señala que sigue abierto al diálogo con Ambucoex, pero cree que ésta "parece estar cómoda con los incumplimientos laborales y contractuales que mantienen gracias a la complicidad con otros, incluyendo a un Servicio Extremeño de Salud que, como en tiempos de Ambulancias Tenorio, prefiere mirar para otro lado y no vigilar que el servicio se preste como debe".

En su opinión, la solución a todos los problemas del servicio pasan por la internalización del mismo por parte de la Administración, algo que seguirá reclamando al SES que valore para cuando concluya el contrato vigente. 

 

Comentarios