4 Junio 2022, 17:07
Actualizado 4 Junio 2022, 17:07

La guerra en Ucrania, un país considerado el "granero de Europa" dejó en una situación difícil a muchos sectores dependientes de materia prima como el trigo. Al bloqueo provocado por el conflicto,se une otro problema. Ahora, India, la segunda potencia productora de trigo del mundo, ha anunciado que prohíbe exportar cereales. La situación es preocupante, ya que los precios de los alimentos básicos seguirán subiendo. Y, en el peor escenario posible, se teme un desabastecimiento a nivel mundial que podría afectar a nuestra región de forma muy grave.

Según Cooperativas Agroalimentaria de Extremadura, ese posible desabastecimiento provocará un crecimiento de precios insostenible. Uno de sus miembros, Antonio Soto, descarta que podamos aumentar la producción en Extremadura de trigo para evitar llegar a este extremo. "Nunca hemos tenido superficie suficiente para nuestro consumo", nos cuenta.

Lo cierto es que la escasez de cereales impacta de especial manera a sectores como la ganadería. Francisco Javier, un ganadero porcino de Zafra, nos confiesa que ha tenido que reducir en un 50% su cabaña. "No podemos soportar el precio del pienso y esto repercute en el producto que estás haciendo".

Otro sector afectado es el de los panaderos y reposteros. En la panificadora Nuestra Señora de la Concepción de Puebla de la Calzada, Miguel Ángel nos cuenta que han subido el precio del pan un 25-30%, pero el precio de la harina ha subido un 80%.

Un panorama preocupante, aunque hablar de desabastecimiento generalizado todavía es precipitado. Profesionales y consumidores cruzan los dedos para no llegar a ese extremo.

Comentarios