27 Julio 2021, 15:15
Actualizado 27 Julio 2021, 15:15

El desfile de camiones cargados de tomate empieza a ser constante en las carreteras de la región. Ya ha arrancado la campaña de uno de los productos más importantes para la agroindustria extremeña.

Este año está previsto cosechar un 20% más de kilos que los que se cosecharon el verano pasado. La cantidad contratada por la industria asciende a 2.123.000 toneladas, frente a las 1.747.000 toneladas que transformó la industria extremeña el año pasado, una cosecha mermada por las incidencias meteorológicas.

Durante esta semana se irán incorporando a la actividad las diferentes fábricas hasta completar la quincena de industrias transformadoras que hay en toda la región, aunque ya algunas comenzaron a funcionar la semana pasada. En un par de semanas se espera que las factorías estén a pleno rendimiento.

"El verano que llevamos es fresco y ha cuajado todo el tomate"

En el campo las previsiones son positivas. En una finca de Guareña los rendimientos se acercan a las 100 toneladas por hectáreas y según cuenta su encargado, Reyes Monago, se debe a que "ha influido mucho el tiempo, el verano que llevamos es fresco y ha cuajado todo el tomate".

"Ha sido un arranque bueno y tranquilo"

Esas buenas impresiones son compartidas también por la industria, que ha empezado a procesar tomate, de momento poco a poco y con variedades tempranas. En Pronat, en Don Benito, su responsable de calidad, Tamara Colado, corrobora las buenas expectativas porque asegura que "la calidad del tomate es bastante buena, no hemos tenido incidencias significativas en la producción. Ha sido un arranque bueno y tranquilo, así que todo bien".

"Se ha aumentado el precio con respecto al año pasado"

La superficie cultivada de tomate en la región ha aumentado en más de 800 hectáreas, con un total de 23 .605 hectáreas. La pandemia ha dejado las fábricas sin stock y eso ha ayudado a mejorar los precios. Para Félix Liviano, Presidente de la Asociación Nacional Mesa del Tomate "ahora mismo se puede decir que las fábricas tienen stock cero y eso es muy importante y así anima a negociar el precio con la industria. Se ha aumentado el precio con respecto al año pasado y eso también anima al agricultor".

 

Comentarios