5 Diciembre 2022, 21:19
Actualizado 5 Diciembre 2022, 21:21

Esta semana está marcada por los festivos que se celebrarán este martes y jueves. Festivos que van a provocar un gran número de desplazamientos. Además, es fecha de comidas y cenas de empresas, en las que el consumo de alcohol está generalizado.

Por ello, desde tráfico ponen el foco en el consumo de alcohol y drogas. Durante estos días se intensifican los controles para disuadir que los conductores se pongan al volante bajo sus efectos o tras consumirlos.

Tanto la Guardia Civil como las policías locales realizarán controles aleatorios, a cualquier hora y en cualquier lugar, en todo tipo de vías. Se busca así disuadir a los conductores de ponerse al volante tras consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas; especialmente en este período en el que suelen relajarse las precauciones. Se quiere evitar casos como el del último atropello grave ocurrido la noche del pasado sábado en Badajoz. 

Esta tarde hemos estado en uno de ellos, en el cruce de Feria (Badajoz), en la N-432. Afortunadamente, todos los conductores analizados estaban dentro de la tasa segura. 

El año pasado, casi el 50% de los conductores fallecidos en carretera dio positivo por consumo de alcohol, drogas o psicofármacos. Conducir bajo los efectos del alcohol conlleva multas de hasta mil euros y la pérdida de hasta 6 puntos del carnet. Y hacerlo bajo la influencia de otras drogas puede llevar aparejadas penas de prisión de hasta 6 meses; multa de hasta 12; de 30 a 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad, y hasta 4 años de retirada del permiso de conducción.

Comentarios