7 Marzo 2021, 14:27
Actualizado 7 Marzo 2021, 14:30

La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado a un hombre a 21 años y dos días de prisión por un delito continuado de abusos sexuales a dos menores. Los hechos ocurrieron en 2017 en Malpartida de Plasencia. Fue archivada por falta de pruebas en 2018. Con el cambio de declaración de testigos se retomó el asunto y ahora se ha dictado sentencia, que no es firme. 

Además de la pena de cárcel, se le impone al condenado la prohibición de acercarse a las víctimas a menos de 300 metros durante 20 años; estará bajo libertad vigilada una vez abandone la prisión durante 10 años; y no podrá ejercer ningún empleo en el que entre en contacto con menores durante  23 años.

La abogada de las menores es Eva Moreno Naharro. Ha señalado a Extremadura Noticias que la familia de las perjudicadas se muestran satisfechas con la sentencia pues se acredita que decían la verdad. A pesar de que este tipo de sentencias son "difíciles" de probar porque los hechos se cometen en el ámbito privado e íntimo, anima a todas las mujeres a denunciar si son víctimas de abusos. 

 

 

 

Comentarios