4 Agosto 2022, 12:42
Actualizado 4 Agosto 2022, 14:48

Ya están delante del juez. Los dos detenidos por el millonario robo en el restaurante Atrio de Cáceres han llegado al Palacio de Justicia de Cáceres a las 10:50. Lo hacían en un furgón de la Policía Nacional.

Llegaron al aeropuerto de Barajas ayer por la tarde, y poco después los agentes les trasladaban por carretera hasta los calabozos de la comisaría de la capital cacereña, donde han pasado la noche. El hombre tiene 47 años, doble nacionalidad rumana y holandesa y antecedentes policiales por delitos similares. Su pareja, una mujer mexicana de 29 años. 

Ambos fueron detenidos el pasado 18 de julio cuando se disponían a pasar de Eslovenia a Croacia. Desde este último país han sido extraditados a España. En el palacio de Justica de Cáceres tendrán que contestar sobre diversos interrogantes del robo de 45 botellas valoradas en más de 1.600.000 euros que supuestamente sustrajeron de madrugada de la bodega del Hotel de Lujo de Cáceres donde se alojaban.

La jornada judicial será larga. Alrededor de las 11:30, la jueza de guardia comenzó el procedimiento en la Sala de Instrucción número 3 informando a la abogada común de los dos acusados, Silvia Córdoba, de los detalles del procedimiento. Después, la letrada se ha reunido por primera vez con sus clientes para comenzar la estrategia de defensa.

La jueza deberá determinar la calificación de los delitos y decidir sobre la situación procesal inicial de los detenidos. Podría decretar su libertad provisional o su ingreso en prisión si considera que existe riesgo de reiteración delictiva, destrucción de pruebas o, sobre todo, posibilidad de fuga. Cabe recordar que, tras cometer el robo, los detenidos estuvieron viajando continuamente por varios países con identidades falsas. Si se decreta el ingreso en prisión, lo más probable es que permanezcan en la prisión de Cáceres.

Tras la toma de declaraciones se continuará con la instrucción del caso en una investigación que sigue abierta con el objetivo de esclarecer el destino de las botellas sustraídas.

Comentarios