12 Agosto 2021, 14:52
Actualizado 12 Agosto 2021, 14:52

Estamos en plena ola de calor y estos días tendremos máximas que superarán los 40 grados y mínimas por encima de los 20. Será complicado dormir, pero también vivir por el día. Quienes opten por instalarse bajo el aire acondicionado, deben tener cuidado si no quieren ver sus bolsillos machacados por la factura eléctrica. Elegir el dispositivo adecuado y cambiar ligeramente nuestros hábitos, entre otras cosas, pueden ayudarnos a sobrevivir a los meses más cálidos sin declararnos en bancarrota. 

  1. Una de las claves para conseguir un consumo inteligente es poner atención a la etiqueta energética del dispositivo, ya que hay aparatos que consumen hasta un 60% más de electricidad que otros.
  2. Además, un error que solemos cometer es poner el aire acondicionado al mínimo que nos permite el termostato, con el objetivo de enfriar más rápido la estancia. De esta manera, lo único que conseguiremos es que suba más rápido el coste de la factura: cada grado menos implica un consumo adicional del 8%. "Debemos ponerlo a temperatura media, unos 22-23 grados sería más que prudente en verano y durante un tiempo más prolongado, para que el equipo pueda trabajar desahogadamente y alcancemos una temperatura regular y escalonada. En definitiva, que no le peguemos un palizón al equipo porque eso es mayor consumo", nos explica Isaac Estrella, de Fricalex Mérida, empresa especializada en la instalación y reparación de sistemas de climatización, aire acondicionado y frío comercial. 
  3. Muy importante también: debemos cerrar las puertas y las ventanas cuando decidamos ponerlo en funcionamiento, para evitar que el frío se disperse y se vaya por los pasillos o a las habitaciones que utilizamos menos. No vale cualquier ubicación del aparato, hay que saber dónde ubicarlo.
  4. Siempre debemos acudir a establecimientos homologados para instalar nuestros equipos. En esto último, Isaac Estrella hace un fuerte hincapié. Apunta que "esta fórmula siempre va a funcionar" y destaca además el valor añadido que supone contratar empresas extremeñas "que a veces no le damos mucha importancia pero también se hace así región, ya que así se apuesta por empresas que pagan impuestos y están legalizadas y con todo en regla en Extremadura y así también se combate el intrusismo profesional que hace mucho daño a todo el sector".
  5. Recuerda también que los aparatos de aire acondicionado no son el único remedio al calor. Existen otras maneras, complementarias y más económicas, para reducir la temperatura interna de nuestro hogar. Por ejemplo, ventilar en las horas más frescas del día. Otros aliados, sobre todo si nuestra vivienda está expuesta al sol, serán los toldos, las persianas y las pérgolas. También podemos alternar el uso del aire acondicionado con ventiladores, que son más económicos, tanto de techo como de pared.

Prácticas sencillas que nos pueden hacer ahorrar hasta un 30% en el consumo de energía y, por tanto, en nuestra factura.

 

Comentarios