16 Agosto 2022, 14:36
Actualizado 17 Agosto 2022, 07:38

Más de 10 metros llegaron a alcanzar anoche las llamas en Entrín Bajo. El fuego se originó en la rivera del arroyo del pueblo, pero el viento las llevó hasta una cooperativa cercana. "En parte, llegó a la cooperativa por las malas condiciones y la suciedad que se encuentra en el río, porque no nos dejan limpiarlo, e hizo que el pasto prendiese y se pasa a la zona derecha", explica el alcalde entrinero, Eduardo Jiménez.

El pueblo estaba en fiestas y muchos vecinos vieron la columna de humo desde la plaza. Ahí llegó el otro problema: aseguran que los bomberos de Villafranca no llegaron hasta tres horas después de haber avisado del fuego. "Nosotros el primer aviso lo hemos dado a las ocho menos diez de la tarde, cuando el fuego creo que era controlable, pero aquí no se ha presentado nadie hasta las once y cuarto de la noche", denuncia el alcalde. "Todo el mundo estábamos muy preocupados porque vivimos de esta cooperativa, y temíamos los daños", coincide una vecina.

Consultados por Canal Extremadura, el 112 asegura que durante la tarde de ayer se produjo un desajuste. Recibieron dos llamadas sobre la misma hora, y pensando que se trataba del mismo hecho, movilizaron recursos hacia uno de ellos pero no hasta Entrín Bajo. Fue una hora y cuarenta minutos después, cuando recibieron una segunda llamada alertando del incendio en la localidad, cuando cubrieron el incendio.

Según la Diputación de Badajoz, el consorcio provincial recibió la primera llamada a las 22:18 y el retraso se debió a que los efectivos del parque de Almendralejo no estaban disponibles. "Es triste que el mundo rural se encuentre tan desprotegido, si hubiesen llegado rápido el fuego no hubiese llegado a la cooperativa", lamenta Eduardo Jiménez. 

Aún con ese malestar, hoy toca sobre todo hacer balance de los daños. No ha habido daños personales, pero las pérdidas económicas son numerosas. "Fundamentalmente han sido los 1.500 depósitos de aceitunas, que estaban vacíos pero que tienen un valor de unos 120 euros cada una", detalla el presidente de la Cooperativa San Isidro, Francisco Javier Mageda. A esos 180.000 euros hay que añadir los daños en las infraestructuras. También ardieron tres bombonas de butano y mil litros de ácido nítrico, un material altamente corrosivo. 

Más Información
Imagen
Cooperativa San Isidro de Entrín Bajo

Un incendio alcanza la cooperativa de Entrín Bajo quemando 1.500 bidones y material corrosivo

Temas

Comentarios