24 Marzo 2022, 9:55
Actualizado 24 Marzo 2022, 09:56

El parque acuático que proyectan construir en Casar de Cáceres se enfrenta ahora al reto de qué hacer con los toboganes que ya tienen encargados a Turquía y que de momento no pueden instalar en Extremadura porque no tiene todavía el visto bueno de la administración ni el permiso de obras pertinente.

Los promotores se reunirán este lunes en París con la empresa que fabrica las atracciones parra el futuro parque extremeño con el objetivo de analizar los aspectos logísticos tales como el traslado o el almacenaje temporal de los toboganes hasta que puedan comenzar a instalarlos en el futuro parque acuático. Una solución a pequeña escala ha sido el alquiler de tres naves en la localidad, pero la empresa reconoce que "traer los toboganes ahora mismo a Extremadura no nos vale de nada".

"Tenemos problemas logísticos porque se están haciendo en Turquía y las complicaciones que estamos teniendo tienen que resolverse, pero esto no significa que estemos tirando la toalla" explican fuentes del proyecto a Canal Extremadura. Aseguran que las inversiones siguen en marcha y que ya han desembolsado unos tres millones de euros en aspectos técnicos para continuar adelante con el parque acuático en Casar de Cáceres.

"Tenemos problemas logísticos porque se están haciendo en Turquía y las complicaciones que estamos teniendo tienen que resolverse, pero esto no significa que estemos tirando la toalla"

Sobre el terreno en el que se ubicaría el centro de ocio acuático todo sigue igual. La falta de permisos les impide comenzar a trabajar sobre el terreno o los alrededores, pero tanto los promotores como el propio ayuntamiento de Casar de Cáceres subrayan que la iniciativa sigue adelante y que habrá parque acuático sí o sí, pese a los retrasos.

Los inversores que están detrás de esta construcción dicen que la colaboración con la administración "es total" y reconoce que están "pagando la novatada porque es la primera vez que se hace una construcción de estas características en la zona". Aseguran que los principales aspectos que están provocando un estudio minucioso del proyecto están relacionados con el uso del agua y las garantías de viabilidad.

Modificaciones en el proyecto

El parque acuático de Casar de Cáceres ha tenido que modificar sobre el papel algunos aspectos requeridos por la administración con el fin de hacerlo viable, así como presentar justificaciones de detalles que no se incluyeron en la documentación original según detalla el propio alcalde de la localidad, Rafael Pacheco.

Entre los aspectos a justificar se encontraba el detalle del consumo de agua que habrá en las instalaciones, los vertidos que realizaría el parque y la capacidad de las vías de entrada al recinto así como de aparcamiento en la zona. Estas deficiencias no recogidas en el plan original ya han sido solventadas y la documentación ha sido aportada de nuevo a la administración autonómica para su validación. El parque sin embargo, reitera, no ha sufrido modificaciones sustanciales.

La reanudación del proyecto y el ansiado inicio de movimiento de tierras en Casar de Cáceres dependerá por tanto del informe regional y de la correspondiente licencia de obras municipal. "En tres meses todos los trámites administrativos que paralizaron el proyecto podrían estar resueltos y el ritmo de las obras se acomodará de nuevo" señala Rafael Pacheco a Canal Extremadura.

Más Información
Imagen
'The Land of Legends' de Turquía, uno de los parques en los que se basará el proyecto extremeño

El parque acuático de Casar de Cáceres retrasa su apertura y no abrirá al menos hasta 2023

Imagen
Proyecto de parque acuático en Casar de Cáceres

El Ayuntamiento de Casar de Cáceres formará a trabajadores para el futuro parque acuático

Imagen
'The Land of Legends' de Turquía, uno de los parques en los que se basará el proyecto extremeño
my image

Surf, río de 650 metros y 16 atracciones: así será el parque acuático de Casar de Cáceres

Comentarios