2 Febrero 2022, 18:49
Actualizado 2 Febrero 2022, 19:01

La Audiencia Provincial de Cáceres juzga este jueves a un hombre, actualmente en prisión provisional, acusado de un delito de difusión de pornografía infantil. Supuestamente tenía almacenados digitalmente más de 6.000 archivos de contenido pedófilo y otros tantos en descarga desde un programa de intercambio. La Fiscalía pide para él una pena de cuatro años de cárcel.

Se espera que en la vista se ratifique por las partes el acuerdo de conformidad de la pena solicitada por la Fiscalía, al haber reconocido el acusado los hechos.

Además, el Ministerio fiscal solicita su inhabilitación especial durante doce años para cualquier oficio con menores de edad, sea o no retribuido, y la libertad vigilada durante diez años, según consta en su escrito previo de calificación.

En su opinión, además de la atenuante de confesión, concurre la circunstancia de rebaja de la pena por intentar reparar el daño antes del juicio, al iniciar de forma voluntaria el acusado, en prisión provisional desde abril de 2021, un programa de tratamiento psicológico y reeducación.

Según la investigación policial, el acusado distribuyó, a través de un programa de intercambio de archivos, fotos y vídeos de contenido pedófilo, con imágenes “degradantes”.

La Brigada Central de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional fue la que descubrió los hechos y procedió a la identificación del acusado, gracias al rastreo y vigilancia de los sistemas de comunicación habituales de este tipo de contenidos.

Tras un registro en su domicilio, los agentes intervinieron los discos duros y otros dispositivos de almacenamiento con el material pornográfico descargado, más de seis mil archivos, y más otros en proceso de descarga. 

Comentarios