4 Mayo 2021, 11:54
Actualizado 4 Mayo 2021, 12:03

La Guardia Civil ha tenido a un joven de 23 años, vecino de Hervás (Cáceres), como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas, tras aprehenderle 15 dosis de cocaína dispuestas para su venta y otras 138 dosis en roca que guardaba en una casa de aperos del mismo término municipal.

La Guardia Civil considera de "gran importancia" la erradicación de este punto de venta de estupefacientes, así como la detención de su distribuidor, ya que el mismo podría haber conseguido mover entre los consumidores de la comarca, y entre los más jóvenes, grandes cantidades de cocaína.

La investigación, llevada a cabo por agentes del puesto de Hervás, se inició el pasado mes de enero, al tenerse conocimiento de que un joven de dicha localidad podría estar dedicándose al tráfico de estupefacientes, concretamente cocaína, la cual era distribuida a consumidores de toda la comarca del Valle del Ambroz.

Fruto de la pesquisas, la Guardia Civil consiguió interceptarle cuando llevaba 15 dosis de cocaína dispuestas para su venta y distribución en el mercado negro.

Posteriormente, y ante las sospechas de que pudiera ocultar el grueso de la cocaína en una casa de aperos situada en un paraje del mismo término municipal, se procedió a realizar un registro de la misma.

En ella localizaron una bolsa de plástico con cocaína en roca que, una vez realizado el corte de la misma, se convertirían en unas 138 dosis, además de una báscula de precisión y útiles para su dosificación y distribución.

Por estos hechos, los agentes procedieron a su detención y puesta disposición judicial como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas. 

 

Comentarios