1 Agosto 2022, 14:34
Actualizado 1 Agosto 2022, 14:34

Sigue creciendo la exclusión financiera en Extremadura. Solo en el último mes, Unicaja Banco ha practicado catorce nuevos cierres de sucursales que han afectado a nueve pueblos, todos en la provincia de Cáceres.

Los municipios afectados son Tornavacas, Garganta la Olla, Cuacos de Yuste y Casas del Castañar. También Castañar de Ibor, Riolobos, Serradilla, Torreorgaz y Membrío.

Con estas localidades son ya 206 las que se han quedado sin oficina bancaria en toda la región. Aunque, eso sí, la mayoría cuenta con agentes financieros que acuden al municipio varios días a la semana para atender a los clientes.

De tres oficinas a ninguna

Es el caso, por ejemplo, de Serradilla. Esta localidad cacereña, cercana a Plasencia, contaba hace apenas cinco años con tres oficinas diferentes: Santander, Liberbank y Unicaja. Sin embargo, con el proceso de reestructuración de la banca, absorciones y fusiones, el municipio se ha quedado sin ninguna sucursal. La última, de Unicaja Banco, ha cerrado hace tan solo unos días. 

De manera que los más de 1.600 habitantes de este pueblo tienen que conformarse ahora con el servicio que prestan los agentes financieros. Dos, en la oficina de Liberbank, que abre todos los días en horario de mañana. Y uno más, en la sucursal del Santander, que atiene solamente días sueltos. 

"Ahora se soportan largas colas y además se han incrementado las comisiones bancarias"

El alcalde, Francisco Javier Sánchez, ha explicado a Canal Extremadura que el servicio al cliente "sigue siendo bueno porque los trabajadores de las oficinas se esfuerzan para que así sea, pero el servicio financiero general ha empeorado. Y es que ahora se soportan largas colas y además se han incrementado las comisiones bancarias".

La misma opinión comparten los vecinos. Algunos se muestran resignados con esta situación, como Rocío, que no tiene permiso de conducir y no puede desplazarse a la cercana Plasencia para realizar sus trámites. Y hay otras, como Patricia, que trabaja en un negocio del pueblo, que reconoce que  "con este tipo de decisiones, cada vez se ponen las cosas más complicadas en los pueblos. Tanto para la gente mayor como a la hora de gestionar nuestro negocio".

En lo que llevamos de 2022, solo Unicaja Banco ha cerrado 51 oficinas repartidas por Extremadura. 

Más Información
Imagen
Sede central de Unicaja Banco

Unicaja Banco comunica las salidas de sus empleados y los cierres de oficina

Imagen
Reunión exclusión financiera
my image

La Diputación de Cáceres busca con los alcaldes soluciones a la exclusión financiera

Imagen
my image

La exclusión financiera en Extremadura duplica la media nacional